Un poquito de historia sobre el Aceite de Oliva

Olivo

El aceite de oliva ha acompañado a la humanidad desde la prehistoria, siendo empleado principalmente en la gastronomía como ingrediente fundamental para enriquecer y conservar los alimentos, ha sido empleado así mismo en rituales sagrados, en diversas técnicas de masaje y cosmética.

Los hallazgos arqueológicos descubiertos en distintas excavaciones realizadas a lo largo del área mediterránea de utensilios para la recolecta y molienda de la oliva, así como numerosos pasajes de la Biblia y del Corán, demuestran la importancia histórica del aceite de oliva.

Se puede decir que el origen del cultivo de aceite de oliva, radica en la edad de cobre, en torno al año 4.000 a.C., en una región de Oriente Próximo incluida entre Palestina, Creta y Egipto, en la que se llevó a cabo el cruce de distintas clases de olivos africanos y orientales, procediendo con la selección de la variedad con los frutos más grandes y carnosos.

El jugo obtenido con los métodos primarios de la época, fue empleado inmediatamente como fines alimenticios, como ungüento, como combustible…  El propio arte de la medicina, se basaba principalmente en el empleo de los ungüentos sobre el cuerpo o la ingesta de brebajes.

Mas adelante, en la Grecia Antigua el aceite de oliva se convierte en una sustancia de importancia. Existen testimonios en la mitología y citas literarias de la presencia de olivos en el área de Micena (Grecia), desde el siglo XIV A.C. De este modo la producción aceitera griega, junto a la fenicia, invade el Mediterráneo, transportada a través de ánforas de cerámica y odres de piel.

La introducción del olivo en España se produjo en el siglo XI A.C. de mano de los fenicios hacia el año 1.050 a.C. siendo los romanos los que llevaron a acabo la distribución del olivo a lo largo de toda la península ibérica, llevando a cabo la importación del aceite obtenido para satisfacer las demandas de la metrópolis.

De este modo queda contante que tanto en la antigüedad, como actualmente, el centro de la producción de aceite de oliva se centra en la España Meridional, concretamente en Andalucía, a lo largo del valle del Guadalquivir, si bien entonces el mayor peso recaía algo más al oeste que en la actualidad, siendo en la actualidad Jaén la provincia que predomina a nivel mundial en la producción de aceite de oliva de calidad.

Comparte este Post en tus Redes.

Share on facebook
Share on telegram
Share on email